martes, 17 de noviembre de 2009

La monta natural en el ganado bovino



El principal requisito para que exista la monta es la presencia de celo.

En los bovinos el cortejo es un proceso claramente identificable, por ejemplo, se observa el reflejo de Flehmen, que es cuando el toro olfatea los genitales de una hembra “en celo” segudamente éste estira el cuello y frunce el labio superior, los animales se buscan con insistencia, se huelen, se golpean con suavidad y emiten fuertes bramidos.

El olor de la hembra en celo desencadena una serie de eventos biológicos, físicos y químicos en el macho que producen estímulos a nivel cortical generando como respuesta la vasodilatación de las arterias del pene aumentando el flujo de sangre y disminuyendo su drenaje, de tal manera que se produce la erección del pene.

Los toros depositan el semen en el trasfondo vaginal y la cantidad promedio es de 6 cc por cada eyaculado.

Las vacas presentan celo cada 21 días, son hembras poliestricas estacionales. Los machos serviran a las hembras solo durante el tiempo que el celo esté presente, esto es por una lapso de 2 a 4 días. En las vacas la gestacion dura 9 meses aproximadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada